Solidaridad en Navidad

10:45

Mi médico de la Seguridad Social me dio unos volantes para sellar. El mostrador lucía una larga y exasperante cola en la que había gente de la última edad y alguna de la mediana con gesto estresado.

Me puse la última y abrí el periódico para soportar el tiempo inútil de la espera. Una mujer elegante y anciana se colocó detrás de mí y suspiró como un huracán debilitado. De pronto, un revuelo me sacó de la página de cultura.

Voces sin piedad exclamaban: !Pongase a la cola, señora! La mujer, sin amedrentarse, se fue por un pasillo farfullando desdenes. La escena se repitió tres minutos después con un abuelo emboinado que se aferraba al mostrador mientras la serpiente legal volvía a sus implacables alaridos: !A la cola señor, todos tenemos prisa! Yo me sentía mal. Entendía los silbidos de la serpiente pero me parecía que tratar así a los viejos enfermos era desalmado. Volví a mi página negra. Al instante otro estallido, ahora con más furia, se volcaba sobre la empecinada primera dama calva que había vuelto y se apoyaba en el mostrador encapsulada.
Miré hacia una cincuentona con chándal y le pregunté: ¿Por qué tienen tanta prisa los viejos? Me contestó sin piedad: Con la edad se pierde la paciencia. Pero no hay que dejarlos, hay que pegarles un buen grito y ponerlos en su sitio.

Sentí un escalofrío y retiré la mirada. Me puse a pensar y visualicé los viejos cruzando por vías peligrosas con el semáforo en rojo, empujando en el autobús, presionando en el mercado. ¿Por qué? De pronto, lo comprendí: Los viejos no tienen tiempo.
No lo tienen. Y sólo los que se hacen sabios conocen que no llegamos a ninguna parte. La mayoría, yo también, corremos con la convicción de que el desasosiego que nos invade desaparecerá cuando cambiemos de habitación, de gente, de luz. Corremos convencidos de que el pequeño destello de felicidad que aparece de tarde en tarde no está nunca en ese lugar presente que nos agarra. Llegué a la conclusión de que con la edad nos vamos convirtiendo en niños, en niños sin gracia, a los que nadie regala un caramelo para que tengan paciencia. A partir de una edad vamos hacia una infancia dolorida y sórdida de un mundo que no respeta a los viejos. Y ellos, empecinados niños, intentan saltarse las colas para llegar al destello del café con galletas, para hacerse ver entre esos prepotentes jóvenes que los ignoran. Sólo algunos saben que esa puñetera e implacable cola es la vida misma.
La mayoría, sin un juguete que llevarse a las manos, sin caramelo en la boca, juegan a saltarse la serpiente con el semáforo en rojo.

Mientras andaba abstraída en estas cavilaciones, la elegante anciana que me pidió la vez se me puso delante. Yo hice que no me daba cuenta. Y ella suspiró huracanadamente. Satisfecha.

Mis disculpas si esta entrada no tiene nada que ver con la belleza, pero frente a las injusticias no soy nada paciente, besitos miles y sinceras gracias por vuestros comentarios que tanto me alientan!


You Might Also Like

22 comentarios

  1. Muy curiosa tu reflexión. Estoy en parte de acuerdo contigo.
    Hay personas mayores que sin querer se cuelan en las colas porque no saben el mecanismo y los demás les gritamos como si fuese un delito.
    A esas personas indefensas hay que ayudarlas con cariño a volver al "camino".
    En cambio, hay otras; mayores y otras que no tanto, que se saltan las normas constantemente (y con eso también me refiero a la serpiente) para conseguir 5 minutos más de su tiempo y colgarse la medalla de "el más listo de la clase". Saben que de cada 10 veces que se cuelan 1 le llamarán la atención, con eso les compensa con creces!
    Me ha gustado mucho tu post, me ha recordado muchas cosas!
    Feliz navidad guapa!

    ResponderEliminar
  2. Hola guapa, pues me ha gustado tu post aunque no sea de belleza...

    La verdad es que si, que no dejan de ser niños, aunque a veces tambien saben mucho jejejjejje

    Lo que hay que hacer es respetarlos y tratarlos como se debe , eso por supuesto

    Ciao

    Mj

    ResponderEliminar
  3. jajaja muy buena reflexión.
    Es cierto que los mayores se vuelven como niños, sobretodo cuando les conviene XD
    Pero se pierde la vida misma esperando en el medico, en la cola del paro, en el bus... cualquiera desespera, más ellos como dices que no van sobrados de tiempo.
    Ojalá la gente fuera más solidaria como tu.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  4. yo estoy de cara al publico todos los dias, y te dire que muchos se aprovechan de ..soy mayor.. solo tengo una triste pension... y te dire que muchos tienen no una pension sino unas liquidaciones impresionantes y aun asi piden ayudas.. pero como la poli no esta en todos los lados, bien bien las quejas de este tipo, saludos carmen y gracias por tu comentario besos

    thechicmode.blogspot.com

    ResponderEliminar
  5. Me ha encantado tu post de hoy me ha hecho reflexionar...me ha divertido, me ha enternecido, me ha apenado y me ha hecho recordar...gracias por tantas sensaciones vividas :):):)

    Besitos

    ResponderEliminar
  6. Me ha encantado tu post!
    Un beso guapa

    www.ineedmorehungers.blogspot.com

    ResponderEliminar
  7. Muy interesante tu reflexión,a mi cuando les veo mirando de reojillo para intentar colarse me hacen gracia. No suelo enfadarme.

    ResponderEliminar
  8. Muy buena reflexión, tu nos ayudas a pararnos a pensar, en esta carrera del tiempo.

    Un besote!

    http://maquillandosintacones.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  9. excelente post guapa me gusta leer este tipo de cosas en los blog de vez en cuando para variar, si es verdad que los abuelos se cuelan y se hacen los tontos, pero bueno hay que dejarlos se merecen su respeto.
    un besito
    Ellen

    ResponderEliminar
  10. Las personas siempre andamos con prisas muchas veces innecesaria, será que nos hemos acostumbrado.

    Hay ancianos que son mal educados, pero no se debe gritar a nadie, no sabemos o nos damos cuenta que llegaremos a ser como ellos.

    Las personas pasamos por la vida sin observar lo que hay a nuestro alrededor, siempre con prisa.

    Si, hay que tener mas respeto a los ancianos, escucharlos, acompañarlos, como ellos en su momento hicieron con nosotros.

    Buen post

    Besos

    ResponderEliminar
  11. Muy buen post! las personas mayores son iguales a todas las dmas personas, tienen los mismos derechos :) y a vecs son muy impacientes jeje
    besiitss

    http://noemelia.blogspot.com

    ResponderEliminar
  12. que me gusta esta refleexion, qué mejor momento de ser solidarias en estas fechas, aun mas que el resto del año!

    besitos!

    ResponderEliminar
  13. Bonita reflexión e impresionante post.
    Un beso .
    www.escuestiondestilo.blogspot.com

    ResponderEliminar
  14. Muy reflexivo tu pots de hoy. Por mi experiencia, (soy ATS en el H.U.P.M.),el anciano es egoista, se cree con todos los derechos, exije ser el primero, el mejor atendido. No entiende que la sociedad le debe un respeto, pero no un servilismo. Muchos creen, que ser anciano es un grado, al que el resto debemos "cuadrarnos" Son arrogantes, porque ya no tienen nada que perder (dicho por ellos mismos)

    Por supuesto que siempre hay grandes excepciones. Hay maravillosas personas, que llegan a ancianos, siendo maravillosas personas
    Besitos

    ResponderEliminar
  15. Me ha encantado tu post pero yo tengo verdadera debilidas por los ancianos, los encuentro frágiles, que les queda poco tiempo y que muchas veces son ignorados... hubiera sido una buena enfermera geriátrica, así que se me colarían todos!!!

    Besos

    http://ginger-maquillajealos50.blogspot.com

    ResponderEliminar
  16. Que bueno que compartas este tipo de cosas con nosotros :)
    Un beso,

    http://meruborizo.blogspot.com

    ResponderEliminar
  17. Ufffffff permiteme discrepar un poco, hay personas mayores que no pueden esperar porque no se encuentran bien o lo que sea pero hay cientos de no tan mayores que se cuelan porque les da la gana, lo he vivido y en mi caso si que solía tener prisa, ya sabes, trabajo, niños pequeños, cas, etc ...

    Espero mantener la educación con los años es lo único que pido.

    Saludos

    ResponderEliminar
  18. Creo que más que paciencia se pierde el respeto hacia los demas da igual la edad, pero siempre digo que las personas mayores son un espejo en el que mirarse y si en el te encuentras faltas de humanidad,respeto e incluso ofensa no tiene nada de raro que los chicos de hoy dejen mucho que desear,besos y feliz semana.
    Inma.

    ResponderEliminar
  19. Me ha gustado mucho tu post Carmen y tu reflexión, como has relacionado todo! Lo cierto es que en esta sociedad cada vez tenemos mas prisa, mas estrés y ansiedad y menos paciencia y respeto unos por los otros. Casi nos hemos olvidado de vivir y de valorar las cosas que son realmente importantes!!
    Que paséis unas felices fiestas, un besote!!

    ResponderEliminar
  20. me ha encantado tu texto. Me parece que tienes toda la razón, y no lo había pensado nunca.
    Escribes muy bien
    un besillo :)

    ResponderEliminar
  21. Me ha encantado tu post!!! Lo cierto es que hay ancianos que de verdad no saben a veces como van las cosas y luego hay otros que se aprovechan porque son mayores!!!! Es una pena que se aprovechen de eso!!!!!
    Feliz navidad!!!!!
    Besos
    disfrutandolamoda.blogspot.com

    ResponderEliminar
  22. Me parece un blog super interesante! ya te sigo :D
    pásate por el mio y si te gusta puedes seguirlo :D
    un besazooo
    theheavenofbeauty.blogspot.com

    ResponderEliminar

SUBSCRIBE NEWSLETTER

Get an email of every new post! We'll never share your address.

Influencer

Influencer

Blog Archive